Noticias

La mesa sigue servida, las necesidades también

La mesa sigue servida, las necesidades también

Comedores Comunitarios en la Ciudad de Buenos Aires

Desde el año 2000, jóvenes del barrio de Villa Crespo buscan el camino del encuentro y la esperanza atendiendo un comedor para 100 personas.

Con un país en crisis, surgen necesidades sociales que toman protagonismo y paliativos que reaccionan como anticuerpos. En Villa Crespo, histórico barrio obrero de la ciudad, un grupo de voluntarios fundaron hace 17 años el comedor “Santo Tomás de Villanueva”, que hoy funciona los sábados atendido por jóvenes, motivados por la ayuda concreta a los demás.

El nuevo milenio trajo consigo un desmoronamiento político, institucional y social agravado a partir de la renuncia del entonces vicepresidente “Chacho” Alvarez, separándose de la Alianza que gobernaba la ciudad y el país. Con ello nacía una deuda social, todavía vigente. Paradójicamente, en el subsuelo de la parroquia Nuestra Señora de la Consolación, se echaban las raíces que hoy siguen sosteniendo un árbol, que en sus ramas contiene y soporta necesidades de vecinos del barrio.

Cuando llega el sábado, el ruido de tantos autos que pasan en velocidad por la avenida Scalabrini Ortiz al 1000 encuentra una pausa en la puerta de la parroquia. Una larga cola de personas, principalmente indigentes, espera la entrega del número que les da el cubierto asegurado para ese día, compuestos por primer plato (sopa), plato principal y postre. Oscar Nosena, coordinador del espacio, saluda uno a uno tomando mate, consultándoles necesidades, produciendo el encuentro.

La población se caracteriza por ser predominantemente masculina, comprendida en la franja etárea que abarca desde los veinticinco hasta los ochenta años. La población femenina, oscila entre madres jóvenes y adultos mayores. Asisten niños de ambos sexos, cuyas edades oscilan entre los tres y catorce años aproximadamente. “Cada uno es un individuo singular, que atravesó diferentes circunstancias, pero tienen en común que están transitando alguna situación de vulnerabilidad social”, cuentan desde la página web del comedor.

La comida se repite hasta que se termina. Y los jóvenes que asisten a colaborar lo saben bien; Hay que estar al servicio con todo lo que uno es, hasta que se terminen las ganas, la motivación y las posibilidades, hay uno otro clamando por ayuda. ¿Porqué invertir todos los sábados en el comedor? “Voy hace muchos años, me llena el alma, me dan mas de lo que yo les doy, desde el saludo, charla y risas. Es algo auténtico y no falso, gente sencilla que agradece lo poco que le brindas”, dice un joven voluntario.

Se juntan diferentes realidades, los jóvenes de la parroquia que son del barrio, voluntarios que están desde el comienzo y las personas que van a comer: indigentes, cartoneros, gente que está sola en la casa y va a compartir. Es verdad que la palabra autorizada ante la pregunta de ¿Cómo está la calle? la tienen sin duda estos espacios: “Hoy en día está difícil, estamos muy separados desde muchos ángulos, creo que si todos tiráramos de la misma soga no habría hambre y estaríamos mejor socialmente”, afirma Oscar Nosena.

Angel Bálsamo tiene 32 años, y desde los doce años asiste a “Vanguardia”, el movimiento que se originó buscando acción juvenil para promover la justicia social. “Voy porque soy vanguardista. Vanguardia es sinónimo de servicio”, expresa. ¿Qué significa tal afirmación?; “Es algo que me llena. Me hace sentir vivo. Me complementa el poder servir a los demás sean quien sean. La realidad social de hoy está jodida. Aunque he visto peores”, afirma.

Sin título2comedor

Los recursos provienen de distintos lugares: donaciones, Cáritas, banco de alimentos, una feria americana y de padrinos. Es como una familia; “Entre risas y buenos ratos se pasa un dia en el comedor”, cuenta un voluntario venezolano. Agrega: “Sé que vendrán muchas más pero la experiencia que más me marcó fue ayudar a una señora a subir las escaleras, me recordó a mi abuela; “Dios me lo bendiga y aunque no sea mucho esto es lo que puedo darle” y me dio un caramelo de miel. Nunca lo olvidé¨.

“Algunos vienen muy sucios. Y aunque no hay duchas, se pegan una lavada en el baño. Pensar que para algunos es el único lugar que tienen donde pueden lavarse un poco”, cuenta Angel. “No sólo hay personas que atraviesan un momento dificil, también las hay que se sienten solas y pasan por el comedor para compartir la mesa con otros”, confirma.

Así, el árbol que hechó raíces en el subsuelo de la parroquia, ahora entrelaza historias en sus ramas, diferentes en peso y tamaño, pero que se alimentan de un tallo principal de la solidaridad y el amor. Un enrramado que va dando frutos con los jóvenes que antes eran parte y ahora son voluntarios ayudando a otros, hojas que contienen vida compartida, que se mueven con el viento de las necesidades y responden con más vida, evitando que el sol fuerte enceguezca la mirada ante tanta vulnerabilidad.

Más allá de que los problemas sociales que seguramente necesiten acciones profundas y amplias, la responsabilidad de un mundo más justo es de todos. Este comedor nació en medio de una crisis y lleva años realizando acción social, por lo que se abren otras preguntas; O la situación social es la misma y hay algo en lo popular que se sostiene, o la necesidad profunda es otra y no la estamos viendo. Por lo pronto, la actividad se repite sábado a sábado.

Cierto es que los medios hegemónicos no hacen foco ni en la problemática social del hambre, ni en las propuestas de los que están tirando la sociedad hacia un lugar más justo. Quiero dejar registro de una realidad, lógicamente parcial, pero que ejemplifica un marco más amplio de una amplia circunstancia social que supone una necesidad y una brecha entre los que tienen para comer, y los que no.

 

Click to add a comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Te contamos las noticias desde nuestro punto de vista. Queremos estar cada dia de tu vida.

More in Noticias

badia en el aire pagina

“Una de las cosas que hacen que nos vayan bien, es creer” Juan Alberto Badía

Contenidos29 noviembre, 2017
1505523_10204738634923403_5978825734134154317_n

El Ángel de la Mesa

Radio Unica30 octubre, 2017
3036

Juntarnos: los jóvenes, la escucha y la proclama

Radio Unica30 octubre, 2017
signalo

Google premió una aplicación Argentina que traduce la voz a lenguaje de Señas

Contenidos19 octubre, 2017
francisco_de_asis_3

“Como cada año rezaremos en este encuentro por la paz” Marita

Contenidos19 octubre, 2017
17octubre

17 de Octubre – Dia internacional para la erradicación de la pobreza

Contenidos17 octubre, 2017
95E

Marcos, el Di Palma que quiso la gente

Radio Unica15 octubre, 2017
WhatsApp Image 2017-10-05 at 09.27.35

Alumnos del colegio “Casa de Jesus” compartieron su experiencia y su visión de la actualidad.

Contenidos5 octubre, 2017
IMG_20160824_100850430

“En la peregrinación a Lujan, no hay división” Martin Rebollo Paz

Contenidos5 octubre, 2017